Fondo de empleados del Gimnasio Vermont "FONVERMONT"

El colegio Nuestra Señora de la Paz era en 1987 una pequeña institución con grandes aspiraciones. Pero para consolidar un proyecto educativo sólido, original, atractivo para padres y estudiantes, era necesario un serio compromiso por parte de directivas y profesores. ¿Cómo podría lograrse? 
El primer paso consistió en crear fuertes vínculos de pertenencia entre el colegio y sus empleados. Fue entonces cuando surgió, por iniciativa de un pequeño grupo de maestros, la idea de crear un fondo de empleados que ayudara a satisfacer necesidades primarias de sus asociados. Diecisiete de ellos se arriesgaron a ahorrar de manera muy organizada aunque informal, un porcentaje poco significativo de su salario mensual. Esta asociación reunió el primer mes $34.000, que al cabo de un año superó el millón de pesos en ahorros.
Cuando el colegio Nuestra Señora de la Paz se transformó en el Gimnasio Vermont y la “pequeña sociedad de amigos” ya tenía ahorrados más de cincuenta millones de pesos, se tomó la decisión de formalizar esta asociación, creando el Fondo de Empleados del GimnasioVermont, FONVERMONT. Desde aquel año, 1998, el fondo no ha dejado de crecer: en pocos años sus aportes y ahorros alcanzaron la suma de mil millones de pesos y el número de asociados llegó a doscientos. Con el apoyo del colegio, se montó el almacén para la venta de uniformes y textos (fuente de un alto porcentaje de los actuales ingresos de la entidad) y se iniciaron los convenios con empresas de turismo, comercio y servicios.
Al finalizar el año 2018, FONVERMONT poseía activos por más de tres mil millones de pesos, créditos concedidos a sus asociados por casi dos mil millones e inversiones cercanas a los setecientos cincuenta millones. Hoy, casi el 90% de los empleados del colegio se hallan vinculados a él, es decir, cerca de trescientos cincuenta personas, quienes se sienten orgullosas de pertenecer a una sólida institución que les brinda respaldo, seguridad y solidaridad.